Jarabe expectorante natural con orégano, tomillo y miel

Ante los primeros síntomas de un resfriado o gripe, podemos hacer un jarabe expectorante natural. La receta es muy sencilla y sus ingredientes, fáciles de encontrar.

Queremos explicarte cómo beneficiarte de las virtudes expectorantes de tres ingredientes medicinales, el orégano, el tomillo y la miel de abeja, con este jarabe medicinal hecho en casa. 

¿Necesitas un jarabe expectorante?

Jarabe expectorante para la tos

Sabemos que necesitamos un jarabe expectorante cuando sentimos una acumulación de mucosidad. Es la que nos provoca congestión nasal o tos y, además, puede ser uno de los primeros síntomas de un resfriado, catarro o gripe.

Algunos remedios naturales como este jarabe nos ayudan a fluidificar la mucosidad y facilitan su expulsión, a la vez que nos permiten respirar mejor.

Es importante realizar un tratamiento adecuado ante los primeros síntomas para evitar que la mucosidad se acumule en los bronquios y agrave el estado de salud. Este jarabe también es muy efectivo para las personas que tosen durante la noche, por lo que ayuda a descansar mejor.