Familiares tóxicos: ¿Cómo podemos defendernos?

No podemos cortar así porque sí una relación con un familiar. Son de nuestra sangre y es complicado. Si no quieres que te manipulen, defiéndete y pon límites. Informar de quién eres, cómo eres y lo que quieres no es ser egoísta, es ser sincera.

Todos tenemos en nuestro entorno a familiares tóxicos. Son personas que solo piensan en sí mismas y que nos manipulan, que juegan con nuestras emociones.

Esto es un hecho complicado puesto que de manera habitual compartimos lazos estrechos con ellos. En esta situación, ¿qué podemos hacer?

Las personas tóxicas

Para empezar, tener familiares tóxicos en nuestro círculo personal puede afectar a nuestra calidad de vida. Si por ejemplo tenemos un amigo manipulador y con tendencias egoístas e interesadas, siempre podemos romper esta amistad para encontrarnos mejor. Para disponer de nuestro necesario equilibrio e integridad.

Pero ¿qué pasa cuando la persona manipuladora es por ejemplo nuestra madre, nuestro hermano o incluso nuestro esposo? No es lo mismo y todos podemos entenderlo. No podemos cortar así porque sí una relación con un hermano, una madre o una suegra.