Cómo hacer un jabón artesanal de avena y miel para hidratar tu piel

  • Su alta concentración de aminoácidos y enzimas naturales ayuda a regenerar la piel, contrarrestando las agresiones que sufre por el sol y las toxinas.
  • Es uno de los mejores hidratantes naturales. Tras absorberse, ayuda a retener la humedad natural sin causar alteraciones en la producción de aceites.
  • Se le atribuyen propiedades anti-inflamatorias y antibióticas que reducen y combaten las infecciones cutáneas.
  • Su poder cicatrizante y regenerador ayuda a mantener la piel joven.
  • Al usarse de forma externa limpia los poros obstruidos y evita la aparición de espinillas y granos.
  • Combate los efectos negativos de los radicales libres y previene las arrugas finas y manchas.

Lee también: Cómo preparar un jabón natural de perejil para atenuar las manchas del rostro

¿Cómo preparar este jabón artesanal de avena y miel para hidratar la piel?

Jabón artesanal de avena y miel para hidratar la piel

Bien, para aprovechar al máximo los beneficios de la avena y la miel para la piel, te compartimos una sencilla receta para combinarlos en un jabón artesanal.