Cómo hacer un jabón artesanal de avena y miel para hidratar tu piel

En vista de que es libre de químicos agresivos o añadidos industriales, representa una receta que nos permite remover los residuos que se acumulan en la superficie cutánea, facilitando su proceso de oxigenación.

Así mismo, no altera la actividad de las glándulas sebáceas. Por lo tanto, es apta para todos los tipos de pieles.

Quizás te pueda interesar: ¿Hay alimentos que tienen el efecto de hidratar nuestra piel?

Beneficios de la avena para la piel

Avena en hojuelas

Los copos de avena se han empleado en la industria cosmética como uno de los mejores complementos para proteger la piel contra las agresiones que sufre en el ambiente. Veamos algunas de sus magníficas propiedades:

  • Es conocido por su riqueza de nutrientes esenciales.
  • Ayuda a mantener una óptima producción de aceites naturales y elimina las impurezas que se retienen en los poros.
  • Contiene aminoácidos esenciales y ácidos grasos que, tras asimilarse en la piel, fortalecen su estructura y ayudan a prevenir los signos de la edad prematuros.
  • Sus vitaminas y minerales contrarrestan la pérdida de nutrientes que sufre el cutis debido al sol y, por si fuera poco, estimula la regeneración celular.
  • Tiene propiedades anti-inflamatorias que ayudan a calmar las alergias y quemaduras.
  • Ayuda a reducir la producción excesiva de grasa y, además, es un buen remedio para el acné.

Beneficios de la miel para la piel

Miel de abejas

Por su parte, la miel de abejas se ha considerado un cosmético natural desde hace cientos de años. Entre sus características podemos mencionar: