10 trucos infalibles para evitar las rozaduras en los pies

Así las cosas, lo más conveniente es calzarlos en el almacén antes de comprarlos, para verificar que los dedos y el talón queden cómodos.

Además, lo idóneo es usar los dos zapatos al mismo tiempo, ya que siempre hay una pequeña diferencia entre un pie y otro.
Lee también: 5 remedios contra la tendinitis en el talón de Aquiles

2. Usar crema hidratante

El uso de crema hidratante tanto en los pies como en el calzado es una buena forma de prevenir las rozaduras y ampollas.

Aplícala en los bordes y costuras del zapato, sobre todo si están fabricados con cuero o materiales duros.

Frota también una generosa cantidad en los dedos y los talones para que la piel permanezca humectada y menos susceptible a estas lesiones.

3. Introducirlos en el congelador

zapatos-congelador
Si por alguna razón compraste un calzado que te quedó un poco estrecho, llena una bolsa con agua hasta la mitad y séllala bien.